Artículos

CUARTO RIO

Publicado en Noticias

 

Quieren fomentar la cría de ovinos y la incorporación de valor agregado

 

La Cooperativa de Productores y Artesanos del Cuarto Río recientemente formada cuenta con 13 asociados que reúnen unas 800 cabezas. Trabaja en mejorar la calidad de la carne y aprovechar el cuero y la lana

 

Con el propósito de aumentar y mejorar la producción ovina en la ciudad y su zona de influencia, un grupo de productores y artesanos se unieron en una cooperativa que, como primera actividad en conjunto, está organizando una esquila masiva por el sistema ProLana que se realizará a comienzos de noviembre.


El objetivo de los productores es fomentar esta actividad que a su juicio no está valorizada como se debe y que tiene un gran potencial. Marcelo Ruano, presidente de la Cooperativa de Productores Ovinos y Artesanos del Cuarto Río, manifestó que la idea de conformar una entidad asociativa surgió después de varios años de trabajo con el INTA y de participar en varias exposiciones donde fue conociendo a varios productores de ovinos, entre ellos a Daniel Torres, quien actualmente ocupa la presidencia de la filial Río Cuarto de la Federación Agraria Argentina (FAA). “Primero se intentó conformar un grupo de Cambio Rural entre los productores de la FAA que criaban ovinos y después esos productores se juntan con quienes veníamos trabajando con el INTA para conformar la cooperativa”, afirmó.
Surgió así la entidad que hoy tiene 13 socios, 10 productores de ovinos que reúnen unas 800 cabezas y tres artesanas que trabajan con lana y cuero de oveja y de caprinos. La Cooperativa ya tuvo su asamblea constitutiva donde eligió una comisión directiva presidida por Ruano, quien es acompañado por Héctor Gandolfo como tesorero.
Esta asociación entre productores y artesanos se realizó para que a todo lo que se produce darle valor agregado para que llegue en forma directa a la gente, afirmó Ruano: “Desde la carne, que es el grueso de la producción, hasta la lana, el cuero, los fiambres o los quesos que se elaboran con la leche de oveja o de cabra”, precisó Ruano, quien para cerrar la idea de la propuesta dijo que en algún momento se pensó en un emprendimiento llamado: Aprovechamiento Integral del Recurso Caprino y Ovino. “Al cuero, por ejemplo, los productores lo curtimos y se lo damos a los artesanos para que hagan diferentes artículos”.
Del grupo, Ruano es quien cuenta con una mayor experiencia en la producción de caprinos y de ovinos, ya que junto con su esposa se dedican exclusivamente a esta producción ganadera y han incursionado en una explotación prácticamente integral con la elaboración de quesos, fiambres y artesanías con cuero y lana de oveja.

 

 

En pequeñas superficies

 

El tesorero de la cooperativa, Héctor Gandolfo, reiteró que con muy poco espacio y en lotes que no se pueden usar para la agricultura, es factible hacer una crianza eficiente de ovinos.
Dijo Gandolfo que hace 4 años que se inició en la cría de ovinos. “Me largué sólo, como no encontraba quien me orientara, empecé estudiando de algunos libros que mandé a pedir a España, donde son fuertes en la cría de ovinos en pequeñas superficies. Entonces compré mis primeras madres, 6, y me largué a criar en mi quinta de 6 hectáreas de Las Higueras. Me dedico exclusivamente a la producción: hoy tengo 120 madres”.
Para este novel productor, es una pena ver tantos espacios desperdiciados, tanto en la cercanía de las casas de campo que por la agricultura intensiva han sido abandonadas, como cañadones y bajos no aptos para la siembra. Todo eso se podría aprovechar para la cría de ovejas.
“No hay nada que impida que la ganadería ovina y la agricultura vayan en paralelo: la gente volvería al campo y habría más trabajo para todos”.
Es a partir de esta experiencia de Gandolfo con los ovinos que Daniel Torres, hoy presidente de la filial federada, sugirió la creación de la cooperativa y comenzaron a tomar contacto con otros productores.
Por su parte, Daniel Torres comentó que su llegada a la cría de ovinos es muy reciente y que lo hizo con el propósito de que el campo familiar que posee en la zona de La Carolina vaya volviendo a la ganadería luego de haberse pasado íntegramente al cultivo de granos acompañando al boom de la soja. “Mi idea siempre fue volver a tener un campo ganadero. Vi lo que estaba haciendo Héctor y entendí que podía hacer lo mismo en mi establecimiento porque no es una actividad riesgosa y de paso me iba capitalizando. Pero para eso necesitaba también ir aprendiendo de lo que hacían los demás. Entonces el año pasado organizamos una jornada de ovinos en la sede de la FAA” y de allí surgió el germen de lo que hoy es esta cooperativa.
En este momento, Torres ha destinado unas 7 hectáreas de su campo a la cría de ovejas donde se propone trabajar en forma intensiva para llegar a las 400 cabezas y aprovechar también los beneficios de la Ley Ovina, que otorga créditos con muy buenas condiciones en cuanto a tasas y plazos. “Hoy estoy en las 40 madres y tengo ya una nueva camada de ovejas recién nacidas”, puntualizó.

 

Jorge Vicario
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.