Nacion Autorizó a Santa Cruz a Faenar 6000 Ejemplares en el 2018

Здесь новыешаблоны Joomla
креативные Joomla шаблоны.

Se suman las críticas a la comercialización de carne de guanaco.
Crece en todo el país la polémica por la autorización que dio Nación para faenar y comercializar carne de guanaco en la provincia de Santa Cruz.
Desde que se hizo pública la resolución 766-E/2017 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable que autorizó a comercializar hasta 6000 animales varios especialistas levantaron sus voces para advertir sobre los peligros de esta decisión, al tiempo que cuestionan los monitoreos que muestran el supuesto crecimiento sostenido de la especie en la última década.

Crecimiento cuestionado

La mencionada resolución, que habilitará el comercio de carne de guanaco desde el año que viene le dio un marco a los ensayos y programas que se desarrollan para buscar un manejo sustentable de la especie, cuya población, según datos oficiales, creció más de un 400 por ciento.
El censo hecho en 2015 por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) determinó que hay 1,3 millones de guanacos. Es decir, entre cuatro y cinco animales por persona. Por esto, aseguran, el crecimiento de la última década generó una fuerte competencia con el ganado ovino por los pastizales. En este sentido, Gabriel Oliva, investigador del área de Recursos Naturales del INTA Santa Cruz, detalló que, de acuerdo con las investigaciones realizadas, un guanaco come en promedio 1,5 veces lo que una oveja. Así, el consumo total casi equipara el de los 2,3 millones de ejemplares ovinos santacruceños.
El plan de manejo diseñado por la provincia tiene, entre otros objetivos, controlar el crecimiento, aprovechar el recurso y evitar matanzas indiscriminadas en los campos superpoblados de guanacos. Sin embargo, señala el diario La Nación, la ONG Aves Argentinas, a través del Programa Patagonia y en sintonía con las manifestaciones expresadas por otras organizaciones ambientalistas, expresó su preocupación frente a la puesta en práctica del proyecto que, según autoridades del Consejo Agrario Provincia de la Santa Cruz (CAP), promete transformarse en un modelo de manejo para la región: “Se parte de un diagnóstico inicial errado. Se habla del guanaco como plaga y como el principal problema que enfrentan hoy los pastizales en la Patagonia y no es así”, señaló Hernán Casañas, presidente ejecutivo de Aves Argentinas.
Según la asociación, la autorización para que Santa Cruz comercialice la carne de guanaco al resto del país “menciona estimaciones de abundancia a escala regional, no adecuadas para modelar ni monitorear los efectos sobre la población local manejada”. Además, cuestiona los valores oficiales que determinaron el aumento de la población. “No sólo han sido realizadas con diferentes metodologías, algunas de las cuales son cuanto menos controversiales, sino que si los valores fueran aceptables, comparables y ajustados a la actualidad, no mostrarían un incremento en la abundancia de guanacos desde 2005”, indican desde Aves Argentinas.
La resolución que autoriza la comercialización puntualiza que se hizo un “relevamiento de la población a partir del cual se estimó la abundancia de guanacos para toda la provincia en 1.077.531 individuos, con un intervalo de confianza entre 893.307 y 1.261.755 animales”, y que existen otros estudios que dan cuenta de un marcado “incremento de la población”.
Por su parte, Javier de Urquiza, presidente del CAP, afirma que se hicieron relevamientos con distintas metodologías y todas coinciden en el crecimiento sostenido. “El plan también está destinado a la preservación de la especie, y que sea de forma equilibrada. Aquí, el guanaco no es considerado una plaga”, afirmó y agregó que este año se faenaron 200 animales en el Frigorífico Faimali, en Río Gallegos. Con la resolución se determinó que la próxima temporada el número llegue hasta 6000. “Allí se va a poder adquirir experiencia sobre las cualidades de la carne, encontrar mercados dentro del país, sondear las posibilidades de la exportación y avanzar en la evolución de la demanda de la fibra de guanaco”, señaló Urquiza.

Antecedentes

Otra de las razones que se esgrimen desde Nación es que la restricción sobre la caza aplicada a mitad de los 90 surtió efecto y el guanaco empezó a multiplicarse rápidamente: “De 455.000 ejemplares que relevamos en 2002 en la Patagonia, en 2015 pasamos a casi 2,09 millones”, afirmó Gabriel Oliva, considerando que de ese número, entre 1,3 y 1,5 millones están en esta provincia.
El especialista sostiene que un guanaco come en promedio 1,5 veces lo que una oveja, con lo que el consumo de la población total casi equipara el de los 2,3 millones de ovejas santacruceñas. Sus datos indican que la capacidad de carga global recién ahora está equilibrada; sin embargo, los pastizales se volvieron la disputa entre la oveja y el guanaco.
En este sentido Aves Argentinas considera: “Deberían evaluarse, evitarse y/o mitigarse los posibles impactos negativos que los productos derivados de guanacos muertos puedan tener sobre otras formas de uso sustentable de la especie (esquila in vivo de animales silvestres) y la comercialización de esos productos (fibra)”.

Здесь новые шаблоны для dle
volver arriba
обзоры автоновинок kaps4karing.com
село ремонтное